jueves, 14 de septiembre de 2017

Samurai Jack: El Prometido Final - La Columna de Logan.


Mi triunfal regreso a este sitio luego de unas forzadas vacaciones de 15 días disparadas por cuestiones técnicas (se me cagó la P.C., vieja) no podía darse con una entrada tibia, y siendo así, recupero un evento que se dio en el primer semestre de este año y que en su momento dejé pasar por una estupidez: no quería sentarme a escribir sobre el cierre de esta saga hasta no clavarme toda la serie completa nuevamente.

Por supuesto, con un extenso trabajo freelance a mis espaldas que estoy resolviendo en horas extras culpa de no contar con mi principal y única herramienta de trabajo durante casi 7 días, no estuve ni cerca de poder completar este objetivo autoimpuesto hace meses, pero lo que sí pude hacer es retomar esta última temporada y volver a deleitarme con la misma, para al menos este segmento tenerlo fresco para cumplir con la premisa de cebarlos con este show. Tantas vueltas para adentrarnos en el universo de Samurai Jack, la genial creación del también genio Genndy Tartakovsky, show que tuvo su esperado cierre, una vez más, en Cartoon Network, y no en el formato original que el ruso prometió sino –tanto mejor- en una última temporada de 10 tremendos, dramáticos e intensos capítulos que coronan con altura y exquisitez una saga inolvidable que forma parte de mi alma.

viernes, 1 de septiembre de 2017

Magos y Tabernas, o el dejarlo todo por la última cerveza - El Gabinete del Dr. Morholt.




Internacionalmente hace unos cuantos años se está dando un fenómeno muy raro, porque si bien la venta de juegos de mesa está en aumento y existen nuevos productos todo el tiempo (y los precios de los juegos están aumentando considerablemente), las grandes editoriales no están sacando directamente sus juegos a la venta, arriesgando inversiones de centenas de miles de dólares, sino que están usando las plataformas de financiamiento colectivo o crowdfunding.

Escuchar que la categoría de kickstarter que mueve más dinero es la de juegos puede no ser tan sorprendente, pero cuando leemos que las cifras más altas son de 12 u 8 millones de dólares por proyecto o que hay empresas como Cool Mini or Not cuyos productos casi siempre terminan recaudando una media de 3,5 millones de dólares entonces empezamos a sorprendernos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...